Tenerife tampoco se libra de las llamas en un martes con dos sustos

Un incendio en Las Mercedes calcinó un coche, obligó a desalojar varias viviendas y afectó a 40 hectáreas de cereal, caña y matorral; también se produjo un conato en La Orotava.

Cuando todas las miradas, una jornada más, se centraban en el pavoroso incendio que azota Gran Canaria, con más de 10.000 hectáreas quemadas, Tenerife sufrió ayer dos sustos por alertas por fuego, uno en La Laguna y otro en La Orotava.

El más importante se produjo en la tarde de ayer en una ladera del barrio de Jardina de Las Mercedes, en el término municipal de San Cristóbal de La Laguna. Al cierre de esta edición, según el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, el incendio se encontraba estabilizado, aunque el control se prevé que se consiga a primera hora de esta mañana. La superficie afectada asciende a 40 hectáreas, en las que ardieron un vehículo, cereal, restos de cereal, caña y matorral.

Esta madrugada han permanecido en la zona en labores de vigilancia, tras descartarse ya la fase de riesgo, aunque quedaban rescoldos, una patrulla del Consorcio Insular de Bomberos del Cabildo de Tenerife, una patrulla de la Policía Local de La Laguna y voluntarios de Protección Civil. Dada la situación de altas temperaturas en la Isla y ante la cantidad de zonas de riesgo en nuestros montes, los efectivos de la Brifor desplazados hasta el lugar abandonaron la zona para cubrir, precisamente, esas áreas sensibles.

La columna de humo pudo verse desde distintos puntos de la ciudad y ocasionó más de un susto entre los ciudadanos. El Cabildo de Tenerife activó el protocolo de emergencia y rápidamente actuaron en la zona Brifor, un helicóptero Ecuriel HB1, 1 VAMTAC, 2 autobombas, 1 técnico y 1 agente de Medio Ambiente, además de efectivos del Consorcio Insular de Bomberos del Cabildo de Tenerife y guardas forestales de Anaga.

La consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Isabel García (PSOE), confirmó ayer a DIARIO DE AVISOS que “un coche resultó calcinado y varias viviendas se ahumaron, por lo que los vecinos las abandonaron, aunque retornaron a ellas poco tiempo después”. Precisamente sobre esas viviendas, García detalló que “no se han producido daños, aunque los vecinos estaban bastante sobresaltados por lo sucedido”.

En cuanto al posible origen de las llamas, fuentes del Cabildo de Tenerife aseguraron ayer a este periódico que el fuego pudo comenzar en un punto en el que había acumulada una importante cantidad de paja, sin conocerse al cierre de esta edición qué originó la combustión.

(Visited 20 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *