Cesan a toda la junta directiva de la Hermandad del Carmen, en el Puerto de la Cruz

El párroco de la iglesia de La Concepción, Oscar Guerra, es nombrado por el Obispado como último responsable para atender el desarrollo de esta comunidad de fieles.

El párroco de la iglesia de La Concepción de La Orotava, Oscar Guerra, fue nombrado por el Obispado de Tenerife como comisario y último responsable de la Hermandad de la Cofradía del Carmen, una de las más importantes del Puerto de la Cruz junto a la del Gran Poder de Dios, para comenzar un “proceso de purificación” y aclarar circunstancias que pueden haber afectado a la vida habitual de esta comunidad de fieles.

Así lo confirma el sacerdote, quien añade que para ello fue necesario cesar a la junta de gobierno establecida hasta ese momento junto a su hermano mayor, Juan Manuel Carrillo, a la cabeza y se nombró un proceso de comisariado que comenzó en octubre del año pasado.

La decisión está motivada por “el incumplimiento de una serie de normativas vigentes en el derecho canónico”, como puede ser la temporalidad de los nombramientos, determinados por los estatutos de la cofradía.

El sacerdote explica que en este caso se actualizaron “y hubo una mala comprensión de los mismos y en razón de algunas quejas que se presentaron, el Obispado decidió clarificar cuál es la situación de la hermandad”. El cargo de hermano mayor tiene una duración de cinco años con los viejos estatutos y de cuatro, con la modificación, pero Carrillo lo desempeñó durante siete años y medio pese a que fue advertido de que tenía que convocar elecciones.

Otro de los motivos que reconoce el sacerdote que hay que solucionar es un proceso abierto ante la justicia por parte de un particular en el que está afectada la hermandad. “Es una de las realidades que hay que clarificar y por las cuales en este caso estoy ejerciendo el cargo, para tomar las determinaciones que correspondan una vez que se clarifique”. No obstante, “como está en marcha”, prefiere no dar detalles sobre el asunto.

IMAGEN DE LA VIRGEN

No obstante, este periódico pudo saber que el conflicto se debe a la utilización de la imagen de la Virgen del Carmen en la venta de souvenires, camisetas y recuerdos, que la Hermandad prohibió a un particular dado que su autor, el escultor Ángel Acosta, cedió sus derechos a la asociación. “Está de puño y letra y escrito en ordenador ante notario”, indican desde la anterior junta directiva.

“Una vez que esté todo aclarado se convocarán elecciones para volver a elegir una junta de gobierno y un hermano mayor y que la cofradía siga el ritmo habitual de la vida de la parroquia dentro de la Peña de Francia”, manifiesta a este periódico.

Es la primera vez que a Oscar Guerra le toca afrontar un proceso de comisariado. “Es una realidad que puede darse en cualquier parroquia, porque somos seres humanos y no estamos exentos de que puedan surgir conflictos. Y aunque casos como éste no son de lo más habitual, debemos entender que el señor nos mandó a querernos y respetarnos pero también servirnos los unos a los otros, no servirnos ‘de’, sino servir todos a la causa, el cuidado y respeto de una imagen concreta y la promoción de la devoción a la Virgen que nos tiene que llevar a Jesucristo en definitiva”, sostiene.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *