Costas pone una nueva ‘pega’ al proyecto del muelle deportivo en el Puerto de la Cruz

Carlos Alonso confirma que el departamento estatal le exige al Cabildo que redacte y ejecute el espacio que queda liberado para una nueva playa pese a que no es de su competencia

Nuevo varapalo para el proyecto del muelle deportivo y pesquero del Puerto de la Cruz que no termina de ser una realidad pese al empecinamiento del presidente insular, Carlos Alonso. En esta ocasión, la “pega” fue puesta por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, que ahora exige que el promotor de la obra, en este caso el Cabildo de Tenerife, no solo redacte el proyecto sino también que ejecute el espacio que queda liberado en la zona este de playa Jardín y que dará lugar a una nueva playa.

“Este condicionante no se había puesto en el proyecto anterior de Teno Ingenieros”, recuerda Alonso, quien aclara que el Cabildo no tiene competencias en materia de puertos ni de costas y sí el departamento estatal, por lo tanto no entiende esta nueva condición que ha puesto para poder seguir tramitando el expediente. En este sentido, confirma que el proyecto técnico de la parte marítima, que será la primera en ejecutarse, “está casi terminado”.

El presidente también cuestiona los nuevos informes que solicitó el año pasado el departamento estatal, que han retrasado el proceso, y que están enviados a la espera del visto bueno. La directora insular de Carreteras y Paisaje, Ofelia Manjón, quien participó en las reuniones, especifica que el proyecto de la parte marítima se expuso en febrero de 2018 a información pública y sin embargo Costas “emitió su dictamen en julio pese a que era preceptivo vinculante”.

Indica que se requirió mucha documentación complementaria que hasta el momento no se había solicitado, como un estudio sobre cómo podía afectar la actividad humana en la zona mar cuando el puerto esté en funcionamiento; otro sobre el ruido submarino para comprobar si perjudicaría a las especies que viven en ese hábitat; y la influencia de esta infraestructura en la zona aledaña costera. También pidió que se ampliara el análisis del litoral desde Punta Brava hasta Martiánez, y que se confirme si pasan o no cetáceos por la zona, para lo que fue necesario contar con la Universidad de La Laguna (ULL) “ya que no hay registros ni de cetáceos ni de tortugas por el lugar”, apunta.

“Ahora queremos que los validen así se impulsa el proyecto”, sostiene la directora insular, quien está a la espera de una nueva reunión en Madrid para “acelerar el proyecto que será el motor del Norte de la Isla, aunque parece que desde el Gobierno central “no hay tanta prisa”. Mientras tanto, el Cabildo trabaja en el expediente para la futura playa que “obviamente encarecerá el proyecto”, dice.

No obstante, informa de que la Corporación insular “ha sido previsora y ha tenido la precaución de incluir en el Plan de Modernización y Mejora del Puerto de la Cruz, actualmente en trámite, la futura playa para que las cotas del paseo marítimo y la altura estén ya calculados”.

La prioridad ahora mismo del Cabildo es tener la declaración de impacto ambiental del lado mar para pedir la adscripción del dominio público marítimo terrestre a la que “Costas no debería poner problemas”, según Alonso. Ello permitiría sacar a concurso las obras este mismo año. “Nos hubiese gustado que fuera antes pero ya no depende de nosotros”, confiesa Ofelia Manjón.

El coste se incrementaría entre 5 y 6 millones de euros
Ofelia Manjón confirma que la ejecución de la nueva playa incrementará el coste del proyecto. Todavía no han estimado cuánto será, pero calcula que “si playa de Martiánez está en torno a los 8 millones, en este caso ascendería a 5 ó 6 millones”. No obstante, hay que esperar a hacer el proyecto, puntualiza.

(Visited 126 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *