Totalmente abandonada y con grafitis, así se encuentra actualmente la piscina del Puerto de la Cruz

La ACP denuncia los incumplimientos en los plazos de la piscina, tres años después del cierre. La formación lamenta que no se atendiera su propuesta de arreglar la instalación con recursos municipales

                    

Cuando se cumplen tres años del cierre de la piscina municipal del Puerto de la Cruz a causa de una avería, la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP) denuncia los incumplimientos de los plazos dados por los grupos de gobierno del Cabildo de Tenerife (CC-PSOE) y del Puerto de la Cruz (PP-CC) para la construcción del futuro centro insular de natación.

El portavoz y candidato de la formación asamblearia, David Hernández, subraya que la fecha prevista inicialmente para la apertura del nuevo recinto era principios de 2018. Sin embargo, señala, “estamos acabando el año y ni siquiera se ha licitado el proyecto, lo que significa que no tendremos piscina hasta el año 2020, como mínimo”.

Hernández destaca que los incumplimientos han sido constantes también a lo largo de este último año: “En enero, dijeron que las obras se licitarían antes de verano; en marzo, que se haría durante el verano; en julio, que la tramitación en el Ayuntamiento estaba casi concluida y que el proyecto quedaba a la espera de recibir la concesión de Costas para poder licitar la obra; y en septiembre, que en una semana estarían listos todos los pasos administrativos para proceder a la licitación y comenzar las obras a principios de 2019”.

El también concejal de la ACP recuerda que su formación presentó hace ya dos años una enmienda al presupuesto municipal para que se destinara una partida al arreglo de la instalación con recursos propios, con el fin de evitar que una ciudad como el Puerto de la Cruz, con 30.000 habitantes y una larga tradición en natación y waterpolo, se quedara sin piscina durante cuatro ó cinco años. “Tristemente, el tiempo nos ha dado la razón, y la decisión del gobierno local de Lope Afonso de desentenderse y dejar la solución en manos del Cabildo se ha mostrado equivocada, y ha perjudicado tanto a los clubes deportivos como a cientos de personas del Puerto de la Cruz que hoy siguen teniendo que desplazarse a piscinas de otros municipios”, sostiene.

En este sentido, Hernández muestra su preocupación por la pérdida de iniciativa del Ayuntamiento portuense en favor de la institución insular en este y otros muchos asuntos. A su juicio, la ciudad no puede permitirse perder más capacidad de decisión en los asuntos que le afectan y, como ejemplo, alude a que la futura piscina ya no será gestionada por el consistorio, sino por el Cabildo.

(Visited 50 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *