Sobran planes, faltan soluciones para poner fin a las colas de la TF-5

El debate sobre movilidad deja claro que para poner fin a las colas de la TF- 5 es necesario la implantación de medidas que incentiven el uso del transporte público y no se ha logrado

Poco debate, mucha reiteración de planes, proyectos y encuestas que ya conoce la mayoría de la población, alguna crítica al director insular de Fomento, Miguel Becerra, por “iniciar la campaña electoral”, otras al gobierno porque el caos en la TF-5 lleva décadas, y la misma pregunta rondando en la sala: ¿Por qué no se ha hecho nada hasta el momento?

El foro sobre movilidad que se celebró el martes en el Ayuntamiento de Santa Úrsula dejó claro que la alta densidad poblacional y de vehículos que tiene la Isla obliga a implantar medidas para fomentar el uso del transporte público entre la población, un objetivo que las administraciones no han sido capaz de conseguir pese a que la autopista lleva décadas colapsada.

El debate, al que asistieron más de 60 personas, fue organizado por el Consistorio y el movimiento ciudadano Canarias Participa, cuyo representante, Antolín Bueno, se encargó de moderarlo. El alcalde, Juan Acosta, dio la bienvenida a los ponentes entre los que se encontraban, además de Becerra, el viceconsejero regional de Infraestructuras y Transportes, Onán Cruz; el jefe de Relaciones Eternas y Logística de TITSA, Ambrosio Hernández; la directora de la cátedra de Economía y Movilidad de la Universidad de La Laguna (ULL), Fundación CajaCanarias y Cabildo de Tenerife, Rosa Marina González, y el doctor en Economía y profesor titular de Economía Aplicada en la ULL, Carlos Castilla.

Tanto Onán como Becerra hicieron referencia a los incumplimientos del Gobierno central con el Convenio de Carreteras, razón por la cual no se han podido terminar infraestructuras “claves” como el anillo insular y reiteraron los planes del Cabildo y el Ejecutivo regional para acometer distintas intervenciones y desatascar la TF-5, como la pasarela peatonal a la altura del Padre Anchieta, en La Laguna. Asimismo, coincidieron en que no hay una “solución mágica” para un problema estructural y que las alternativas de movilidad se encuentran “de la noche a la mañana”.

Rosa Marina González subrayó que la movilidad “es un derecho de todos y una decisión individual”, pero aclaró que la manera de hacerlo “tiene un impacto medioambiental, de congestión, y existe un mayor riesgo de accidentes”. No obstante, reconoció que gestionar la coyuntura actual en la Isla es un asunto complejo en el que una sola medida no es suficiente sino que se necesitan varias para conseguir resultados. Muchas de ellas siguen pendientes de implantarse, como los planes de movilidad en las empresas, centros de estudio y en las instituciones públicas, o el teletrabajo.

Las soluciones vinieron más por parte del público que de los panelistas. Así, se criticó la escasez y la frecuencia de líneas de guaguas que tienen como destino el Parque Nacional del Teide pese a ser un paisaje natural protegido; o los llamados ‘coches lapa’, una iniciativa que fue vista con buenos ojos por parte de los responsables públicos, consistente en que las personas de cierta edad que se comprometan a dejar de utilizar su coche para siempre reciban un bono de TITSA de por vida.

“Veo que saben cuál es el problema pero no la solución, y lo tiene más claro la parte académica que los políticos”, dijo un hombre entre el público, que abogó por implantar la gratuidad del transporte público. A su juicio, la única solución para poner fin al caos actual de movilidad. “¿Se ha hecho un estudio sobre cuánto costaría?”, cuestionó. “Sin duda alguna, pondría freno a los coches de alquiler, y se gastaría menos dinero en asfaltar”, entre otras ventajas.

(Visited 16 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *