Mencey

Los guanches por lo general habitaban en cuevas cercanas a santuarios aborígenes o cercanas cuevas-palacios de menceyes.

Según los conquistadores españoles y hallazgos arqueológicos, cien años antes de la conquista. El trono de los menceyes era el poblado de Adeje en el sur de Tenerife (Adexe, en idioma guanche). Desde este lugar gobernaban la isla entera, por lo cuál fue el principal asentamiento en esa época, algunos de los menceyes de Adeje fueron: Betzenuriya, Sunta y Tinerfe. Este último rey fue el último monarca guanche en gobernar la isla unificada, ya que al morir sus hijos se repartieron la isla en nueve reinos que se mantuvo hasta la Conquista de Canarias, por parte de los castellanos.

Con la creación de los nueve menceyatos, se fueron creando de manera simultánea más asentamientos por otros lugares de la isla, algunos donde más tarde los europeos fundaron ciudades y villas, como por ejemplo: Añazo (Santa Cruz de Tenerife) y Aguere (San Cristóbal de La Laguna).

Otro asentamiento guanche fue el que se encontraba junto a la Cueva de Chinguaro (Güímar), y junto a la Cueva de Achbinico (Candelaria). Estos dos últimos parecen haber tenido una función de asentamiento-religioso, pues en estas dos cuevas los guanches veneraron la Virgen de Candelaria como su diosa Chaxiraxi.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *