La Virgen no se mueve del muelle del Puerto de la Cruz

La escultura de la Virgen del Carmen en el muelle del Puerto de la Cruz ha vuelto a ser objeto de polémica cuatro meses después de haberse instalado detrás de la Casa de la Real Aduana, un lugar emblemático para los portuenses y para el colectivo de pescadores del municipio, promotor de la iniciativa, que mediante la Cofradía consiguió los fondos necesarios para hacerla realidad.

El debate ha sido abierto por la consejera de Podemos en el Cabildo de Tenerife Paqui Rivero, quien considera “inadmisible” que no se haya ordenado su retirada inmediata al haberse colocado en un Bien de Interés Cultural (BIC) sin haberse solicitado previamente autorización al área insular de Patrimonio.

Las manifestaciones de Rivero tuvieron rápida respuesta. El presidente insular del PP, Manuel Domínguez, salió ayer en defensa del mantenimiento en el lugar de la estatua, de 1,80 metros y unos 500 kilos, y subrayó que el Consistorio “está haciendo todos los esfuerzos para legalizar su situación”.

El mandatario popular admitió que “se puede haber cometido algún error de procedimiento”, porque su instalación en el lugar requiere una autorización del Cabildo por tratarse de un espacio BIC. Sin embargo, “desde que se tuvo conocimiento de la situación, se puso en marcha la subsanación del mismo para permitir que la patrona de los portuenses presida la bocana del puerto y sea una espectadora de la intensa vida que se desarrolla en esa zona del municipio”, añadió Domínguez.

“El fanatismo ateo de Podemos no tiene límite y ahora, a través de su consejera Insular Francisca Rivero, pretende cargarse lo que ya es un referente en el paisaje urbano del Puerto de la Cruz y que se trata, nada más y nada menos, que la imagen de su patrona ubicada, como tiene que ser, en un entorno noble y emblemático”, insistió el presidente del PP en Tenerife.

Por si fuera poco, criticó a la formación morada por no “dar valor al sentimiento popular y a la devoción que la Virgen del Carmen suscita entre los portuenses, y entre todos los tinerfeños y canarios. Pero se trata de fuerzas que pueden mover montañas y ya le digo yo a la consejera Rivero que esa fuerza es la que va a impedir que la estatua que venera a su patrona se mueva de donde ha sido instalada con tanto mimo y esfuerzo económico de la población”, remarcó el dirigente popular.

En la misma línea se expresó el concejal de Urbanismo, Juan Carlos Marrero (CC), al ser consultado al respecto, quien dejó claro que “la Virgen del Carmen no se mueve del muelle, como tampoco lo hará la escultura de la pescadora”, obra de Julio Nieto.

Marrero aclaró que desde el Ayuntamiento se están dando todos los pasos necesarios para que la ubicación de la escultura en un entorno BIC se legalice y recordó que en su momento, “tampoco se pidió autorización al Cabildo para colocar esta última en el muelle los prismáticos de San Telmo o de la plaza de Europa o la propia pescadora”.

El edil aclaró que “no hay abierto expediente de infracción ni disciplinario” ya que la normativa de patrimonio histórico establece claramente cuáles son las normas para permitir o no su actual ubicación y una de ellas es que se trate de una imagen móvil y la estatua lo es. “No se ha hecho obra civil para colocarla así que si por cualquier motivo se tiene que retirar, se hace”, dijo.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *