Vuelven los atascos: la peor pesadilla de la Autopista del Norte

La coincidencia del fin del periodo vacacional, una agenda sanitaria normalizada y el inicio de las clases en la ULL, colapsan la TF-5, sobre todo a la altura del Padre Anchieta

Las retenciones de ayer no fueron una excepción. Comenzaron desde temprano pero la hora más crítica fue cerca de las 09.00 y su punto más conflictivo entre Guamasa y la rotonda del Padre Anchieta, en La Laguna, con el consiguiente bloqueo de la Avenida de la Trinidad. De hecho, todos los tramos de acceso a la Ciudad de los Adelantados se vieron afectados debido a la cantidad de vehículos en la misma franja horaria.

 

Tampoco esta situación es achacable a un solo motivo: el inicio de las clases en la ULL, como apuntaron algunos. Esto último solo agravó una situación que ya de por sí es compleja y que se debe a la incapacidad de la vía de evacuar el gran volumen de vehículos que soporta a diario, sostiene el director insular de Fomento, Miguel Becerra.

“No ha habido ninguna causa extraordinaria, no se produjeron accidentes de tráfico, tampoco se están realizando obras en la carretera, ni ningún otro elemento al que echarle la culpa. No se puede buscar el problema en un solo factor”, insiste.

A su juicio, las soluciones pasan por varias vías: aumentar la capacidad de la TF-5 mediante el carril bus vao entre Los Realejos y la capital tinerfeña, un proyecto que depende del Gobierno de Canarias; la finalización del Anillo insular, pendiente de la firma del Convenio de Carreteras por parte del Ejecutivo central; y una serie de actuaciones puntuales en las que trabaja el Cabildo de Tenerife.

Entre ellas, la separación del tráfico peatonal del tráfico viario del Padre Anchieta a través de unas pasarelas que, según Becerra, se conocerán este mismo mes; y el soterramiento de la carretera de La Esperanza para que todo el tráfico de esa vía se conecte con la Autopista del Norte desde la TF-24 sin tener que pasar por la citada rotonda, como ocurre en la actualidad. Un proyecto que el director insular también espera que “se pueda aprobar próximamente”. A ello hay que añadirle otro que ya está terminado y del que se están elaborando los pliegos para sacarlo a licitación: la mejora del enlace de Lora y Tamayo con el camino de San Bartolomé de Geneto para incrementar la fluidez de tráfico en la zona suroeste de la Ciudad de los Adelantados.

Otra iniciativa para mejorar la movilidad es el proyecto del tercer carril desde Guamasa hasta Los Rodeos en sentido Santa Cruz, con una inversión que supera los seis millones de euros. Al respecto, Miguel Becerra precisa de que este proyecto “está pendiente del informe de AENA, dado que afecta al nuevo enlace del aeropuerto por el puente viejo”.

(Visited 66 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *